lunes, 23 de marzo de 2015

Hágase La Tierra.


Técnica: tiralineas, acuarela, otros.
Formato: 14x20cm.

...Aquí, luego de leer y ver: Recuerdo a Ngen, como él diría: "No importa como luzco sino más bien me veo como tu me puedas comprender". A si mismo, no vi su rostro, sino que me vi sentado en su regazo y toqué su mano con las mías, yo no era más que un niño, asombrado ante tal experiencia y El me abrazó y sentí su rostro.

"Claro está que los Entes ya eran cuando yo hice aquello, los nombres se los dieron si mismo, yo les di una forma".

"Ver es creer. Para ti".

Y de esta manera, en sueños, aquello que le nombran mundo onírico e visto, escuchado y sentido de maneras tan reales, como si viviese aquello. La pregunta para muchos es ¿que tan real es aquello?, yo les diría que es tan real como puedan creer, porque su realidad es tan sólida como les sea confortable, por ende no ven lo que no quieren ver, pero aún así sigue siendo, es complejo para quien ve en si la complegidad, sino más bien la sencillez es donde a de atender vuestra atención.

domingo, 15 de marzo de 2015

Hágase los Cielos


Formato: 14x20cm.
Técnica: Acuarela, Tiralíneas.

..."Y allí lo vi, ascender como algo que prende vuelo, yo subí, no escalé sino volé, como si flotase sin peso, sin duda más sólo me retenía aquello que no compromete con otros, aquellos que deseaban que volviese, que estuviese en su realidad, como un deseo que ata y no libera. Allí, en una de las cumbres instalé mi casa, mi hogar, por debajo de muchos y por alto de pocos, puesto que no fueron los que me elevaron porque no lo querían sino que solo me elevé y estuve solo a simple vista.
Desde allí vi otras casas, de diversas culturas reconocibles, templos e iglesias. Aquellos que enseñaron y luego recibieron su recompensa que ser enaltecido por los que siguieron su dogma. Luego bajé, con una roca en los pies, que luego subía y bajaba, vi como se dividen los cielos, como si fuese un agua tenue, que al emerger te ahogas y bajas a otro cielo, menos tenue, más lejos de dios. Claro está que todo se ve como y de la manera que uno pueda comprenderlo.
Luego dejé la roca que anclaba mis pies al miedo de dejar lo táctil, y él me elevó, invencible pero presente, subí a cielos más claros en donde estaba una mujer, ella, la que será mía. Vivimos uno al lado del otro,"