sábado, 21 de agosto de 2010

Un cuerpo y siete cabezas


Formato 16x21 en fondo negro con pluma caligráfica.
dibujar sin ver, hacer entender sin comprender, el dibujo del ciego para el que ve. Siempre me definen el dibujo como la posición de las lineas en el lugar donde la sobra pesa, o mejor dicho, dibujar la sombra y la luz es la hoja, aveces varia, la sombra es la hoja y la luz es el lápiz, o algo mixto, pero no sale de la misma lógica. Yo dibujo lo que existe tangiblemente en el espacio, incluso si la luz o la sombra lo discrimina, algo que incluso un ciego sabe existe, como materialidad, entendido tridimencionalmente como un escultor lo percibe. La siguiente duda está en lo no tangible, comienza mi desafió con los elementos.

No hay comentarios: